La Diputación de Castellón confía en Facsa para garantizar la calidad del agua en más de 70 municipios

calidad-del-agua

Garantizar la calidad del agua en apoyo a la gestión municipal es el objetivo del contrato establecido entre la Diputación de Castellón y la compañía Facsa en vigor desde el pasado 1 de octubre. Con este acuerdo ambas entidades buscan equilibrar los tres principios de la sostenibilidad: ambiental, económico y social.

Concretamente el objetivo del contrato, que tiene una duración de cinco años y cuyo importe asciende a 3.869.004 euros, es dotar, a través de la Diputación de Castellón, del servicio de gestión sanitaria de agua potable y mantenimiento de los equipos de cloración y de control de consumos y calidad a 71 municipios de menos de 5.000 habitantes de la provincia.

En estos municipios la gestión del abastecimiento es municipal y cuentan, en su conjunto, con más de 100 instalaciones de abastecimiento, tanto captaciones como instalaciones de almacenamiento.

Cabe destacar que el servicio que se realizaba anteriormente únicamente incluía mantenimiento de los equipos de cloración y control de consumos. Por tanto, con esta nueva adjudicación se amplía el alcance a la gestión sanitaria y control de calidad de nuevos equipos con el objetivo de reforzar la gestión municipal de los abastecimientos y asegurar un control adecuado del agua para el consumo humano.

En este sentido, Facsa aportará toda la experiencia en las actividades que lleva desarrollando en los abastecimientos que gestiona en la provincia. Por un lado, se van a promover las actuaciones necesarias para realizar el autocontrol de la calidad del agua como puede ser la realización de las analíticas, seguimiento del plan analítico y limpieza de depósitos de los diferentes municipios.

Por otra parte, se va a dotar a los ayuntamientos de las herramientas y servicios necesarios para la elaboración del Protocolo de Autocontrol y Gestión del Abastecimiento (PAGA) y la introducción de la información necesaria del abastecimiento al soporte informático del Sistema Nacional de Aguas de Consumo (SINAC). Se realizará también el mantenimiento de las instalaciones cloradoras con el aporte del desinfectante correspondiente y el mantenimiento de los equipos de control de consumo y calidad y obtención de información para la evaluación de sus parámetros. Todo ello cumpliendo lo establecido en el Real Decreto 140/2003 de Calidad de las Aguas de Consumo.

El nuevo contrato también supondrá un avance en términos de transparencia informativa y digitalización del servicio, ya que incluye la implantación de un portal web donde se publicará información relevante para la ciudadanía y la implantación de la herramienta Carl Source para gestión técnica de incidencias.

Por último, destacar en relación con la nueva adjudicación que se va a disponer de información sobre los volúmenes suministrados de agua, que ayudará a realizar un seguimiento del consumo, y se pondrán en marcha campañas dirigidas a concienciar sobre el uso responsable del agua.