Vila-real y FACSA buscan fomentar el conocimiento sobre el agua y su gestión

Vila-real

El concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Vila-real, Xus Madrigal, ha visitado las instalaciones municipales de captación de agua potable gestionadas por FACSA. En la visita ha estado acompañado, como representantes de la compañía, por Pascual Maximino, director de área, y por Rafael Ferrer, coordinador de zona.

El objetivo de la visita ha sido estudiar las posibilidades que ofrecen las instalaciones asociadas al suministro de agua potable para poder acercarlas a la población de Vila-real y mejorar con ello el conocimiento sobre el agua y su gestión. En concreto las instalaciones que forman parte de servicio que ofrece FACSA son la Bassa del Poble, Amorós, Curt de Carinyena y Reg Nou, todas ellas con un pozo y un depósito, exceptuando Amorós donde hay dos pozos y dos depósitos.

Una de las opciones que se están valorando es la programación de visitas de estudiantes, asociaciones y colectivos para poder observar los diferentes puntos de captación y sus peculiaridades, el proceso de tratamiento del agua y de distribución a la red. Para ello, el consistorio prevé adecuar las instalaciones con el hormigonado de parcelas, la construcción de zonas de merendero, así como la creación de un pequeño museo del agua dentro de la instalación que lleva por nombre Bassa del Poble.

“El agua es un recurso valiosísimo que muchas veces damos por descontado. Nuestro compromiso en este punto es firme: no sólo garantizar la mayor calidad en el suministro, sino también acercar a la ciudadanía el conocimiento de la historia, las infraestructuras y la gestión del agua, como mejor camino hacia la conciencia ecológica y de consumo responsable. En este objetivo contamos siempre con la inestimable colaboración de Facsa”, valora el concejal de Servicios Públicos, quien enmarca en este compromiso la reciente visita a las instalaciones y puntos de suministro.

El director del área de abastecimiento, Pascual Maximino, ha puesto en valor esta iniciativa con la que “FACSA aúna de nuevo esfuerzos con el Ayuntamiento en el fomento de la cultura del agua, como forma de sensibilizar sobre la necesidad de proteger este recurso tan esencial pero escaso entre los vecinos y vecinas de Vila-real”.