La primera fase del proyecto de la EDAR de Sa Coma, acometido por la UTE FACSA-COEMSA, al 90% de su finalización

•La Directora General de Recursos Hídricos de la Consellería de Medio Ambiente, Joana María Garau, y el Gerente de ABAQUA pudieron comprobar in situ el avanzado estado del proyecto

•La UTE FACSA-COEMSA resultó adjudicataria del contrato de obras de la nueva estación depuradora en enero de este año

La UTE FACSA-COEMSA ha acometido las primeras obras del proyecto de la nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Sa Coma que mejorarán la calidad y la cantidad del agua depurada diaria. La primera fase de este proyecto incluye la demolición de edificaciones y tanques existentes, la construcción de un reactor biológico y un edificio de pretratamiento, así como una sala para secar los lodos y la ampliación del edificio de control.
 
La Directora General de Recursos Hídricos de la Conselleria de Medio Ambiente de las Islas Baleares, Joana María Garau, el gerente de ABAQUA, Antoni Garcías, visitaron el martes 14 de junio las obras que se están ejecutando, junto a representantes de la Corporación Municipal de Sant Llorenç de Cardassar.

Las autoridades pudieron constatar in situ el avance de las obras que finalizarán, cumpliendo con la previsión inicial durante la primera quincena de julio. De esta manera, la primera fase del  proyecto base se encuentra al 90% de su completa ejecución. Cabe destacar que las obras se están llevando a cabo sin interrumpir las labores de explotación de las instalaciones ya existentes, con la complejidad añadida que conlleva.

Siguiendo la programación marcada, a finales de este año la planta contará con dos nuevos reactores biológicos y en el verano de 2017, la estación estará en pleno funcionamiento, exceptuando el tratamiento terciario. Una vez finalizadas todas las obras, la EDAR podrá tratar un caudal máximo de 11.500 m3 al día con una capacidad para servir a una población equivalente a 80.500 habitantes.

Cabe señalar que el contrato de obras de la nueva EDAR de Sa Coma y el servicio de mantenimiento, conservación y explotación de esta, así como de la red de alcantarillado del término municipal de Sant Llorenç des Cardassar fue adjudicado por la empresa municipal Bellver SA a principios de 2016.