FACSA y el Ayuntamiento de Borriana firman un convenio contra la pobreza energética

  • El objetivo de la firma es agilizar los pagos de las ayudas municipales de emergencia social y evitar los cortes de suministros básicos por impago

Dentro de su compromiso social, FACSA ha firmado recientemente un convenio con el Ayuntamiento de Borriana, cuyo objetivo no es otro que coordinar y agilizar el pago de las ayudas municipales de emergencia social otorgadas a las personas en situación de vulnerabilidad económica, con motivo de las deudas generadas con el suministro de agua potable y alcantarillado. 

En este contexto, FACSA, empresa concesionaria del servicio de abastecimiento de agua potable y gestión del alcantarillado del municipio, ha adquirido los compromisos de “facilitar la forma de pago de las ayudas municipales que sean acordadas por el Ayuntamiento”, y especialmente “de dejar en suspenso el corte de suministro de agua desde el momento en que se reciba la comunicación, por parte de los técnicos/as de los Centros de Servicios Sociales Municipales, de que el usuario del servicio está sujeto a una ayuda al respecto”. 

Por su parte, el consistorio se ha comprometido a “evaluar las circunstancias de necesidad que han generado el riesgo de suspensión del servicio y determinar la concesión de ayudas de emergencia social para el pago de deudas a las personas usuarias de los Servicios Sociales”. 

Enrique Gimeno, presidente de FACSA, y Alejandro Boado, jefe de servicio de la compañía, han sido los encargados de ratificar un convenio que, por parte del organismo público, ha sido firmado por la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, y el concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de la ciudad, Manel Navarro, con el objetivo principal de evitar que se produzcan cortes de suministros básicos por impago.