À Punt muestra la importante labor de vigilancia y conservación de FACSA en el Millars

  • El Consorcio Gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del Riu Millars adjudicó el servicio a la compañía el pasado año.

Gracias a su inestimable valor paisajístico y ecológico, la desembocadura del riu Millars -el río más importante de la provincia de Castellón- fue el primer paraje de la Comunitat Valenciana en ser declarado Paisaje Protegido por el gobierno valenciano. Su riqueza natural y su elevada ratio de diversidad biológica en avifauna, justifica, además, su inclusión en la Red europea Natura 2000 y su carácter protegido como Zona Especial de Protección para Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC).

Debido a estas características, la zona húmeda -ubicada entre los términos municipales de Vila-real, Borriana y Almassora- requiere de unas exhaustivas labores de vigilancia y mantenimiento, a fin de asegurar su correcta conservación. Estas tareas, adjudicadas a FACSA el pasado año, comprenden la vigilancia de los accesos y el entorno del espacio natural, el control de las actividades y usos autorizados en la zona o los servicios de información sobre los valores ambientales y las normas del paraje a los visitantes. 

Así lo recogió el pasado martes Terra Viva, el programa sobre medioambiente de la cadena valenciana À Punt, que dedicó un reportaje a la inestimable labor que llevan a cabo guardias rurales de FACSA como David López.

Además de estas tareas, FACSA también se? encarga del mantenimiento y conservación del equipamiento instalado en este paraje protegido, garantizando la limpieza de los caminos, senderos y accesos, manteniendo el sistema de drenajes y de riego de las plantaciones y arbolado y ejecutando las tareas de desbroce, retirada y eliminación de los residuos y restos vegetales.

El río Mijares es el curso fluvial más importante de la provincia de Castellón, nace a 1.600 metros de altitud en la provincia de Teruel y desemboca en el mar Mediterráneo, entre los términos municipales de Almazora y Burriana. Este tramo final forma un delta de tres brazos y dos alters, conocidos como les Goles, una zona húmeda que destaca por la biodiversidad, especialmente por la avifauna que acoge.

El Paisaje Protegido abarca una extensión de 424 hectáreas, que comprenden el lecho del río y algunas zonas ribereñas de los municipios de Almazora, Burriana y Vila- real, desde el puente de la carretera CV-10 hasta la desembocadura en el mar.

Puedes ver el reportaje aquí a partir del minuto 09:55.

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin