FACSA y Diputación de Castellón presentan hoy el Informe técnico 2013 de Mantenimiento y explotación de EDARs de la Provincia de Castellón

La Diputación evitó el vertido de 3.500 Tm de contaminantes en 92 municipios con la depuración de aguas residuales durante 2013.
 
Gracias a la depuración se han producido 6.170 Tm de fango que se han reutilizado en 184 hectáreas agrícolas como fertilizante
 
Folgado: “Un total de 90 personas de pueblos pequeños trabajan de forma continuada en el mantenimiento de las instalaciones”
 
La Diputación de Castellón y FACSA evitó el vertido de 3.500 toneladas de contaminación medioambiental en 92 municipios de la provincia a través de la depuración de un caudal total de 6.890.658 metros cúbicos de aguas residuales durante el ejercicio 2013, que han sido devueltas a los cauces receptores en condiciones adecuadas. Estas cifras corresponden al balance del servicio de mantenimiento y funcionamiento de las estaciones depuradoras de municipios con menos de 500 habitantes en el que la institución provincial invirtió 5.774.273 euros el pasado ejercicio, logrando un rendimiento récord del 96%. 
 
Consecuencia de esta depuración, como subproducto, se han producido 6.170 toneladas de fango, con unas cualidades agronómicas excepcionales, aplicadas al 100% en agricultura como fertilizantes, en más de 184 hectáreas.
 
El diputado de Infraestructuras, Héctor Folgado, ha explicado los principales parámetros de este balance de actuación, y ha destacado la importancia de “los trabajos de control de los vertidos industriales al alcantarillado, que junto a la implicación de los ayuntamientos y empresas provinciales ha evitado la presencia de metales pesados en los lodos que así sí que han podido utilizarse para fines agrícolas”. Junto al diputado han asistido a la presentación el director del Área de Saneamiento y Depuración de FACSA, Juan Antonio Llopis, y Sergio Alonso, jefe del departamento de explotaciones.
 
La eficiente gestión de estas instalaciones ha sumado otros importantes beneficios medioambientales, ya que en los últimos tres años se ha reducido el consumo energético de las instalaciones en un 15%, evitando la emisión a la atmósfera de 205 toneladas de dióxido de carbono.
 
Otro de los aspectos destacados por el diputado Folgado es “el efecto que tiene sobre el empleo de nuestros municipios la construcción y el mantenimiento de estas estaciones de depuración. Son 90 personas de la provincia las que están empleadas con carácter de continuidad en estas instalaciones. Junto al personal del Área Técnica de la Diputación, son los encargados de llevar a cabo las labores de explotación y mantenimiento de las depuradoras”.
 
 
Siete nuevas depuradoras para 2014
 
De acuerdo al compromiso del presidente Moliner por garantizar la óptima depuración de aguas residuales en todos los municipios de la provincia, la Diputación construirá este 2014 un total de siete nuevas depuradoras ubicadas en Borriol, Fuente La Reina, Fuentes de Ayódar, Castillo de Villamalefa, Argelita, Serratella y Villanueva de Viver.   
 
“Trabajamos para que los 135 municipios de la provincia resuelvan el problema de vertidos. Con estas actuaciones seguiremos reduciendo de 24 a 16 los municipios castellonenses que no cuentan con instalaciones de depuración de aguas”, ha indicado Folgado, quien ha recordado que en 2013 “se ha puesto en marcha la nueva depuradora de Vall y Algimia de Almonacid, con un coste de obra de 852.000 euros, y también la ampliación y mejora del proceso de depuración, en Soneja, con un presupuesto de 767.000 euros”.
Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin