FACSA se adhiere a La Campaña Valenciana de Seguridad y Salud en el Trabajo de INVASSAT

El principal objetivo es mejorar la seguridad y salud en el trabajo e implantar la cultura preventiva
La prevención es el recurso más eficaz para mejorar las condiciones laborales
 
FACSA se ha adherido recientemente a La Campaña Valenciana de Seguridad y Salud en el Trabajo del Instituto Valenciano INVASSAT, organismo científico-técnico de la Generalitat Valenciana para la prevención de Riesgos Laborales, en colaboración con los sindicatos CCOO y UGT, así como la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (CIERVAL).
 
La campaña es un programa voluntario para el fomento e incremento de la acción preventiva, así como para la generación de una cultura preventiva en materia de seguridad y salud laboral. Articulada como un instrumento abierto, tiene como objetivo la generación de compromiso y colaboración de empresas, organismos y entidades no sólo en la reducción de accidentes sino, consecuentemente, en la mejora de las condiciones de trabajo.
 
FACSA, apoyándose en los tres pilares clave de este proyecto: compromiso, voluntariedad y participación, podrá contribuir al mismo con sus propias iniciativas para la mejora de las condiciones de trabajo, así como con la implementación de medidas, iniciativas y generación de buenas prácticas laborales.
 
FACSA trabaja de manera activa y constante para controlar y reducir al mínimo los riesgos y la siniestralidad laboral. Y, a su vez, asume que la responsabilidad con la salud y seguridad en el trabajo requiere de la concienciación e implicación de todos. Así, cuenta tanto con un equipo directivo firmemente comprometido con la actuación y prevención de accidentes laborales, como con una fuerza laboral implicada en la materia, requisitos fundamentales para la adhesión a la Campaña.
 
La cultura preventiva se postula como una de las herramientas con mayor incidencia positiva sobre Seguridad y Salud en el trabajo, así como en la eficacia de la acción preventiva, lo que finalmente permite mantener una evolución favorable de reducción de los índices de siniestralidad laboral.