FACSA apuesta por la formación continua de sus empleados con un nuevo curso monográfico

Más de 120 operarios y técnicos de FACSA han concluido con éxito el curso “Soldadura de Tuberías de Polietileno”, impartido a lo largo de los tres últimos meses en los abastecimientos que gestiona FACSA en territorio nacional. Con esta nueva acción formativa FACSA refuerza la capacitación de su activo más valioso, su plantilla, con el objetivo de asegurar la máxima calidad del trabajo realizado. 

El curso versa sobre la soldadura de conducciones de polietileno, tanto por el procedimiento de electrofusión como por el procedimiento “a tope”. La aplicación e instalación en el trabajo de la empresa de este tipo de tuberías es continua, siendo una tarea que los operarios realizan prácticamente a diario. 
De hecho,  este tipo de tuberías es utilizado en acometidas domésticas y en la propia red de distribución, si bien es uno de los materiales más empleado para las conducciones de agua gracias a su ligereza, flexibilidad y facilidad en la manipulación.

Para FACSA, su equipo humano es su mayor activo, por ello destina todos los recursos necesarios para la mejora continua de los procedimientos y para la formación del personal. Su objetivo es generar y aportar valor en todos los aspectos alineados con el desarrollo del trabajo.