FACSA incorpora un punto de recarga para su flota de vehículos eléctricos

FACSA, la empresa privada española con más experiencia en la gestión del ciclo integral del agua, continúa apostando por la innovación y la incorporación de nuevas tecnologías a sus instalaciones. La compañía ha colocado un punto de recarga para vehículos eléctricos en la zona de parking de sus oficinas, ubicadas en el Complejo San Agustín de la calle Mayor de Castelló.

La estación de recarga dará servicio a la flota de vehículos Twizy –un modelo de coche eléctrico- que FACSA emplea para realizar algunas de sus tareas rutinarias, como las lecturas y sustituciones de contadores, inspecciones u otros trabajos de la red.

Este punto eléctrico tiene capacidad suficiente para tres vehículos, que podrán cargarse después de cada jornada de trabajo. Es de uso exclusivo de la empresa y la carga de los coches está programada por la noche, cuando la tarifa eléctrica es más barata.

FACSA se reafirma así en su compromiso por mejorar la sostenibilidad medioambiental y energética de sus servicios. Y es que el uso de coches eléctricos contribuye al desarrollo sostenible, ya que no emiten CO2 a la atmósfera y están catalogados como vehículos de “cero emisiones”.

La incorporación de nuevas tecnologías y los desarrollos propios sitúan a FACSA como un referente en su área de actividad. De hecho, es pionera entre las empresas del sector del agua en implantar y certificar su sistema de la I+D+i en España bajo la norma  UNE 166.002.

 

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin