Facsa evita la proliferación de algas invasoras en Cala Tarida, Ibiza

Cala-Tarida

El pasado verano la UTE empresarial Facsa-Servisub fue contratada por parte del Ayuntamiento de Sant Josep de Sa Talaia para llevar a cabo el suministro e instalación de un bombeo de recirculación de agua marina en la playa de Cala Tarida con el objetivo de mitigar la proliferación de algas.

A su vez, este servicio contemplaba la explotación y mantenimiento de la instalación ejecutada ese mismo verano y los dos próximos (incluido el año 2024), teniendo como temporada estival del 1 de junio al 30 de septiembre, garantizando de esta forma el correcto funcionamiento de esta instalación de manera ininterrumpida (24 h/día) durante el citado periodo.

En lo que respecta a la ejecución del suministro e instalación, se ha llevado a cabo la instalación de bombas y cuadros eléctricos asociados, así como los sistemas de impulsión de estas bombas, en distintos puntos de Cala Tarida. La puesta en marcha de dicha instalación ha supuesto una mejora considerable en la percepción de los usuarios de playa y en la transparencia y claridad de las aguas de baño.

Proliferación de algas en localidades costeras

Cabe destacar que, durante los últimos años, los episodios de aparición y de proliferación de algas son un fenómeno cada vez más habitual en las localidades costeras del Mediterráneo, causando molestias y perjuicios importantes, hasta llegar a crear conflictos en el sector turístico derivados del malestar creado a los bañistas y con ello a los establecimientos de la zona.

El fenómeno está causado por unas microalgas que se reproducen de forma masiva aumentando considerablemente su concentración en el agua en periodos muy cortos de tiempo, en el caso de Cala Tarida han llegado a contabilizarse 780.000 células por litro de agua, provocando que el agua de baño se tiña a un color mezcla de verde, amarillo y marrón.

Entre las condiciones que más favorecen esta proliferación destaca la combinación de factores como la luz solar, la aparición o el vertido de agua dulce, cremas solares o la estratificación de las aguas. Otras condiciones, aunque menos importantes, son los nutrientes o la temperatura.

Ante esta situación, se ha comprobado que la instalación de bombeos que recirculan agua marina de las profundidades hasta las zonas más cercanas a la orilla evita esta proliferación principalmente a causa de la agitación, de la renovación y la disminución de la temperatura que se consigue.

en este sentido, Facsa, dentro de su compromiso por ofrecer un servicio diferencial que permita a la ciudadanía disfrutar de la mejor calidad del agua, fomenta el conocimiento sobre los mecanismos de proliferación de algas en Baleares y desarrolla constantemente nuevas herramientas de prevención y mitigación para que los municipios costeros no se vean afectados por este fenómeno que, aunque carece de peligrosidad, afecta a la percepción de la calidad del agua por parte de los bañistas

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin