FACSA elimina el fibrocemento de la red de agua potable de la calle San Luis de Almassora

  • La compañía aprovecha las labores de remodelación de la zona para renovar el sistema y mejorar la presión del agua

El Ayuntamiento de Almassora y FACSA, concesionaria del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de la localidad, aprovecharán las obras de la calle San Luis para renovar la red de abastecimiento de agua y eliminar el fibrocemento de las instalaciones. Así lo ha anunciado el concejal de Servicios Públicos, Joan Antoni Trenco, ante la próxima reforma de este vial con cargo a los presupuestos de la Diputación Provincial.

Según ha indicado esta parte, los trabajos de mejora, enmarcados en el proyecto de remodelación integral previsto en la zona, contemplan la sustitución de las degradadas tuberías de fibrocemento por 560 metros de conducciones de polietileno, así como la instalación de 56 acometidas domiciliarias, 14 válvulas de compuesta de asiento elástico y 12 bocas de riego. Unas labores que reducirán las fugas y mejorarán la presión del agua.

En este sentido, la responsable de explotación de FACSAen Almassora, Patricia Agrasar, ha señalado que “gracias a la renovación de las antiguas conducciones -desde el cruce con José Ortiz hasta la calle Santa Quitèria (l´Alcora)- evitaremos cortes de servicio ante posibles averías y mejoraremos sensiblemente la infraestructura de agua potable de la localidad”.

Por su parte, Trenco ha incidido en que la intención del consistorio es “aprovechar las obras de remodelación de la calle San Luis para modernizar el sistema, que está totalmente obsoleto en esta zona, y así evitar que en el futuro tengamos que abrir nuevas zanjas, con los costes económicos y molestias al vecindario que siempre genera este tipo de trabajos”.

Además de la intervención en la red de agua de esta zona, FACSA invertirá 193.600 euros en Almassora a lo largo de 2019, a fin de optimizar y renovar infraestructuras que mejoren el servicio en domicilios y la calidad del agua y eliminen el fibrocemento de las instalaciones por tuberías modernas de polietileno que mejoren la capacidad del transporte.

Las inversiones recogidas este año se refieren a la sustitución de la bomba del pozo de Tellado, las casetas de cloración, la reparación del depósito de Rambla, la instalación de medidores de cloro en continuo, la remodelación de la red de agua potable en la calle Purísima y las obras en Santo Cristo y en el cruce de José Ortiz para la retira de fibrocemento.