COLICE permite la monitorización a tiempo real de patógenos para garantizar la calidad de aguas de baño de la ciudad de València

COLICE

La presencia de bacterias fecales como la Escherichia coli en zonas de baños puede llegar ocasionar el cierre de determinadas playas cuando los niveles de concentración no permiten garantizar la buena calidad de las aguas. Esto se debe a que actualmente no existe una herramienta de evaluación del estado de las masas de aguas en términos microbiológicos.

En este contexto surge COLICE, que busca a través de la aplicación de biosensores una detección temprana de microorganismos patógenos que permita evaluar en continuo la calidad del agua y determinar las actuaciones necesarias para proteger la salud pública.

Esta iniciativa -desarrollada por Facsa en colaboración con el instituto IIAMA de la Universitat Politècnica de València y el Instituto de Microelectrónica del CSIC -, ha sido uno de los 16 proyectos aceptados de más de 200 propuestas presentadas. Esta iniciativa ha sido subvencionada por el Ayuntamiento de València bajo la concejalía de Innovación y Gestión de Conocimiento como proyecto de innovación orientado a misiones de la ciudad que mejoran la vida de las personas al amparo de la estrategia Missions València 2030 y tiene una duración prevista de un año.

Concretamente, esta innovadora plataforma combinará elementos de preconcentración de alto rendimiento con componentes ópticos de detección de fluorescenciaminiaturizados que permiten la detección de E. coli. Además, la herramienta evaluará técnica y económicamente el sistema de tratamiento más adecuado para eliminar la contaminación microbiológica del agua.

El objetivo del proyecto es poder monitorizar la presencia de E. coli a través de dos técnicas diferentes, por una parte, una sonda multiparamétrica que realiza una medida indirecta en tiempo real y por otra, un biosensor de bajo coste. Cabe destacar que ambas medidas serán contrastadas con análisis de cultivo en el laboratorio y que el desarrollo del dispositivo de bajo coste permitirá hacer extensivo a numerosas acequias el control microbiológico de un modo sencillo y validado.

Además, COLICE evaluará tecnologías basadas en la naturaleza (NBS, nature based solutions) con el fin de poder integrar de manera sostenible en las interfases medio urbano/medio rural, la ciudad de València y la huerta. La propuesta inicial se va a desarrollar en la Séquia del Ribàs, una acequia de drenaje agrícola que transcurre en paralelo al río Turia y vierte sus aguas en el mar junto a la Playa de Pinedo.

 

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin