Tecnología para el control integral del SARS-CoV-2 en espacios cerrados

Full indoor covid control_by IOTSENS
  • IoTsens lanza Full indoor covid control, un innovador pack de sensores que mide el nivel acústico, la concentración de CO2 y la temperatura superficial corporal de las personas

Con la llegada del invierno y el cierre de las terrazas se hace más necesario que nunca garantizar que los espacios cerrados son lugares seguros frente a la Covid-19. Una garantía fundamental para que establecimientos como hoteles, restaurantes, comercios o centros educativos puedan continuar su actividad con total seguridad.

En este contexto, IoTsens -empresa de Grupo Gimeno especializada en soluciones globales de IoT- ha puesto al servicio de empresas y entidades su innovadora solución Full indoor covid control, un pack integrado por tres sensores capaces de medir en tiempo real el nivel de CO2 y de ruido en espacios cerrados, así como la temperatura superficial corporal de las personas, parámetros que pueden ayudarnos a controlar la presencia de la Covid-19.

Por un lado, el sensor de temperatura corporal de la compañía ya está siendo utilizado en lugares como la Universidad Jaume I de Castelló, Porcelanosa, Valencia Plaza, Aquarama, Sacmi, Refrival, Nayar Systems, Tecinsa o el Conservatori de Música de la Vall d’Uixó, y representa una innovadora solución que mediante un sensor de infrarrojos es capaz de medir a distancia la temperatura superficial de las personas. Esta permite obtener los datos en tiempo real a través de un display OLED, que muestra los resultados de forma numérica y dispone, además, de un código de iluminación led y de sonido gracias al cual se indica de forma visual y acústica si la temperatura detectada está en los rangos aceptados.

Por su parte, el sensor de CO2 mide la concentración de dióxido de carbono de los espacios cerrados, a fin de asegurar que la ventilación y la calidad del aire en estos es correcta. Además, la solución permite configurar alertas en caso de que los índices se acerquen a umbrales demasiado elevados, lo que hace posible establecer medidas preventivas. Y es que un nivel alto de CO2 representa una concentración excesiva de personas por metro cuadrado, lo que dificulta mantener la distancia de seguridad y aumenta las posibilidades de contagio.

Por otro lado, el sensor de sonido mide el nivel acústico de los espacios. Un índice importante teniendo en cuenta que este será mayor cuanto mayor sea el volumen de voz de las personas que se encuentran en dicho espacio, lo que, a su vez, es equivalente a una cantidad superior de aerosoles emitidos al hablar.

De esta manera, gracias a este triple sensor, IoTsens pone a disposición de comercios, cafeterías, hoteles, restaurantes o de centros educativos, entre otros, una valiosa herramienta de medición frente a la Covid-19 en espacios cerrados, a fin de garantizar la seguridad de las personas que se encuentran en su interior.

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin