Grupo Gimeno se integra en una alianza para impulsar la energía solar fotovoltaica en el territorio valenciano

Energía - Obremo - renovables
  • La propuesta de proyecto, presentada ya al Gobierno, busca dinamizar y financiar a través de los fondos Next Generation de la UE 300 Mw la energía solar fotovoltaica en canteras, minas, vertederos o polígonos industriales derruidos de la Comunitat Valenciana
  • La alianza, liderada por Avaesen, cuenta con la colaboración de Arival, la Conselleria de Economía Sostenible e importantes compañías como Pavasal, NRG Investment, Prosolia, Grupotec, Pavener, Valfortec y Corporación F. Turia

Grupo Gimeno continúa trabajando en el impulso de las energías renovables. En esta ocasión, con la adhesión de Obremo a una ambiciosa propuesta de proyecto que busca dinamizar y financiar 300 Mw de energía solar fotovoltaica en canteras, minas, vertederos o polígonos industriales derruidos de la Comunitat Valenciana.

La manifestación de interés, liderada por la Asociación valenciana de empresas de energías renovables (Avaesen), cuenta con la colaboración de Arival, la Conselleria de Economía Sostenible e importantes compañías valencianas como Pavasal, NRG Investment, Prosolia, Grupotec, Pavener, Valfortec y Corporación F. Turia. Esta ha sido ya presentada al Gobierno, a fin de obtener financiación a través de los fondos europeos Next Generation EU, un plan de recuperación que liderará el camino hacia la salida de la crisis y sentará las bases para una Europa moderna y más sostenible.

El objetivo concreto y principal de este consorcio es el fomento de las energías renovables en espacios que, por sus costes, no resultan de interés para promotores fotovoltaicos, pero que conllevan otros beneficios para el entorno y la sociedad. Y es que la mayor parte de la inversión de esta iniciativa se generaría en municipios de interior, donde la despoblación es un problema, contribuyendo a generar empleo y riqueza en la zona, pues se prevé una inversión de 275 millones de euros y la creación de hasta 1.000 puestos de trabajo.

La propuesta más rompedora e innovadora es la ubicación de placas solares sobre el agua en las balsas de riego suficientemente grandes para llevarlo a cabo, aproximadamente 180 en todo el territorio autonómico. Una alternativa idónea en municipios con escasa disponibilidad de suelo o con fuerte competencia para su uso agrícola que podría generar hasta 50 MW de los 350 totales que impulsa el proyecto.