El Ayuntamiento de Vila-real y FACSA presentan las líneas de actuación que asegurarán el abastecimiento de agua al municipio en los próximos 25 años

Plan-Director-FACSA-Vila-real
  • Las entidades presentan el nuevo “Plan Director de abastecimiento de agua potable”, que identifica inversiones por valor de 60 millones de euros

El Ayuntamiento de Vila-real y FACSA han presentado esta mañana la propuesta de “Plan Director de abastecimiento de agua potable” del municipio. Un documento técnico elaborado por la empresa concesionaria que analiza la situación actual del Servicio Municipal de Abastecimiento de Agua Potable, identifica posibles mejoras y necesidades futuras y propone y valora alternativas que permitan garantizar a largo plazo -25 años- el correcto funcionamiento del Servicio, buscando con todo ello satisfacer de forma eficiente la demanda actual y futura de agua y seguir haciendo de este recurso un vector clave para el desarrollo sostenible e inteligente de la ciudad.

Así lo han destacado esta mañana el concejal de Servicios Públicos, Francisco Valverde; el jefe del servicio de FACSA en Vila-real, Rafa Ferrer; y el director del área de abastecimiento de FACSA, Pascual Maximino, que han resaltado la apuesta por la digitalización, a través de tecnologías de vanguardia. En concreto, el plan redactado por FACSA propone ampliar la implantación de la telelectura a la totalidad del abastecimiento, así como el Sistema de Control de Calidad en Continuo o un Sistema Experto para la Gestión y Planificación de las Redes, entre otras mejoras. Unos servicios que acelerarán la transformación digital de la ciudad.

En este sentido, Pascual Maximino, director del área de abastecimiento de FACSA, apunta que “estamos ante un Servicio moderno y eficiente, pero hay que mirar al futuro y tener previstas las actuaciones necesarias para hacer frente a los retos y necesidades que se presentarán a corto, medio y largo plazo”. Y es que, como explica el propio director de área, “las últimas inversiones, que superan los ocho millones, han permitido hacer de este un servicio eficiente y de calidad, respetuoso con el medioambiente, que garantice la sostenibilidad de los recursos y transparente con el usuario”. Unos avances en los que la tecnología ha jugado y jugará un papel estratégico.

Por eso, según señala Maximino, hay que seguir apostando por las nuevas tecnologías y la digitalización del Servicio. “Hay que finalizar la implantación de la telelectura a todos usuarios del Servicio, herramienta fundamental para la optimización de consumo y fuente de información para el usuario, y seguir implantando las últimas tecnologías para la gestión, como son los análisis Big Data, la modelización y los gemelos digitales o sistemas expertos de gestión de redes, entre otras.

En otra línea, también se debe “renovar las redes de distribución; mejorar los sistemas de tratamiento del agua para adaptarlos a la nueva Directiva de Aguas de Consumo y que sean capaces de eliminar contaminantes emergentes que en el futuro pudieran aparecer; y seguir mejorando la eficiencia del sistema y reducir las emisiones de CO2. Y todo ello hay que hacerlo de una forma estructurada y planificada, y que se ha plasmado en este documento”, explica.

En relación a las mejoras de la red e infraestructuras de cabecera, además de la renovación completa de la red de distribución y la red en alta -más del 50% de la red tiene una antigüedad superior a 25 años-, el documento -que cuenta con una inversión de 60 millones de euros- contempla el incremento de las capacidades de bombeo en puntos clave o la renovación de grandes instalaciones como los edificios o sistemas eléctricos. Del mismo modo, se da un nuevo paso hacia la sostenibilidad del servicio con la instalación de plantas fotovoltaicas en los depósitos, así como de plantas de tratamiento de carbón activo.

El nuevo Plan Director -elaborado por la empresa concesionaria en coordinación con la concejalía de Telecomunicaciones y Servicios Públicos del consistorio- asegura así la prestación de un servicio óptimo de abastecimiento para la ciudadanía y la resolución de ciertas problemáticas ocasionadas por la avanza edad de la actual red.

Francisco Valverde, concejal de Telecomunicaciones y Servicios Públicos, ha hecho hincapié en que “alcanzar el nivel de eficiencia y calidad actual ha sido posible gracias al trabajo y esfuerzo inversor realizado conjuntamente por el Ayuntamiento de Vila-real, que, como titular del servicio ha establecido las líneas estratégicas, ha supervisado el funcionamiento del mismo y ha garantizado los valores públicos (igualdad, transparencia, rendición de cuentas, protección personas vulnerables, política de tarifas), y por la empresa concesionaria, FACSA, que ha implementado las operaciones de forma eficaz y eficiente”. De esta manera, con las actuaciones previstas en el Plan Director de Abastecimiento “se pretende mantener el servicio como un referente en la gestión eficiente del agua, avanzando en aspectos de sostenibilidad y transparencia. Además, “serán clave para satisfacer la demanda futura”, tanto urbana como de las industrias, asegura Valverde.

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin