Contacto de prensa

Cualquier duda, consulta, sugerencia o ampliación de información sobre nuestras actividades deberá ir dirigido a nuestro departamento de prensa:

prensa@grupogimeno.com

Avd. del Mar nº 53, 12003 - Castellón (España)
Tel.: (+34) 964 255 063
Fax: (+34) 964 217 066

Descargas

Facsa presenta un innovador sistema de tratamiento de aguas residuales con ozono

24-02-2009
Facsa

CASTELLÓN.- Facsa ha puesto en marcha en la EDAR de Castellón un nuevo proyecto para la aplicación de ozono en dos líneas de tratamiento de la planta castellonense. Este sistema se probó durante el año 2006 en uno de los reactores, pero ha sido a lo largo de 2008 cuando se ha ejecutado el proyecto, financiado por la Entidad de Saneamiento de Aguas Residuales de la Generalitat.

La aplicación del tratamiento con ozono permite reducir tanto las espumas que producen los microorganismos filamentosos como los fangos que se generan en la depuración de aguas residuales. Cabe recordar que las espumas ocasionan importantes problemas de funcionamiento en las plantas depuradoras.

Estos problemas se pueden atajar con diferentes métodos y compuestos biocidas, pero suponen un riesgo también para toda la biomasa, incluidas las bacterias que forman los flóculos y los protozoos, encargados del proceso de depuración biológico. El ozono tiene un carácter oxidante y se convierte en un potente desinfectante.

Cuando el proceso se puso en marcha de forma experimental durante el año 2006, se comprobó su eficacia: la generación de espumas se controlaba al 100%. Además, gracias al empleo de este sistema se ha conseguido reducir la producción de fangos biológicos en un 30%.

El funcionamiento del sistema
El ozono se produce en generadores haciendo pasar oxígeno a través de tubos revestidos de un material dieléctrico donde reacciona después de recibir una corriente eléctrica y forma cierta cantidad de ozono.

El oxígeno se transporta y se suministra en fase líquida a una temperatura de -183 grados y se almacena en un depósito criogénico llamado evaporador, cuya presión impulsa el oxígeno a través de un gasificador atmosférico y de éste se canaliza hasta el generador de ozono.

Para disolver el ozono en el reactor biológico se utiliza una turbina flotante que aspira el gas ozonizado a través de un eje central y lo inyecta de forma radial en el licor mezcla, de forma que produce una emulsión gas-líquido.

Áreas de negocio