Contacto de prensa

Cualquier duda, consulta, sugerencia o ampliación de información sobre nuestras actividades deberá ir dirigido a nuestro departamento de prensa:

prensa@grupogimeno.com

Avd. del Mar nº 53, 12003 - Castellón (España)
Tel.: (+34) 964 255 063
Fax: (+34) 964 217 066

Descargas

El control de Legionella

08-05-2013
Iproma

Legionela es una bacteria que puede estar presente en el agua. Su nombre se debe a un brote que hubo en el año 1976 en una convención de la Legión americana en Filadelfia por una bacteria hasta el momento desconocida y  que fue bautizada por los científicos como Legionela. Existen 48 especies identificadas dentro del género Legionella, pero la que produce más del 90% de los casos de legionelosis es Legionella pneumophila.

La legionelosis se caracteriza por ser una infección pulmonar que produce fiebres altas y en algunos casos puede llegar a ser mortal, por ello los brotes de legionelosis suelen tener una gran repercusión mediática. La infección se produce al respirar aire con aerosoles de agua en los que se encuentra la bactería.

Las principales fuentes de riesgo son todos aquellos equipos o sistemas que puedan producir aerosoles con agua, especialmente si están a temperaturas superiores a 25ºC, como torres de refrigeración, sistemas de aires acondicionados, sistemas de agua caliente sanitaria con acumulación y retorno, sistemas de agua climatizada (spas, jakuzzis, piscinas), etc. Con objeto de intentar evitar o reducir la posible aparición de brotes, en España el Real Decreto 865/2003, establece los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.

El análisis de Legionela requiere una incubación durante 10 días más una posterior confirmación, por lo que puede tardar más de 12 días en obtenerse un resultado.

Además del método oficial, existen otros métodos alternativos, como son técnicas de identificación del ADN mediante PCR o técnicas más novedosas como la técnica de captura inmunomagnética que, tras filtración de la muestra, permite la detección y cuantificación de Legionella pneumophila en intervalos próximos a 1 hora, facilitando de este modo poder tomar medidas inmediatas ante cualquier posible brote, sin tener que esperar los 10-15 días del método tradicional.

IPROMA dispone de todos estos métodos acreditados por la Entidad Nacional de Acreditación, de acuerdo con la norma UNE-EN-ISO 17025, lo que asegura la calidad de los resultados obtenidos.

Áreas de negocio